Tipos de ordenadores

tipos-de-ordenadores

Podemos clasificar los ordenadores de muchas maneras, no obstante vamos a tratar de clasificarlos o de denominarlos por su potencia de cálculo y por la posición en la que pueden estar (o se les puede colocar) dentro de una red de ordenadores.

El primer modelo son las Supercomputadoras. Manejan muchos procesadores (desde decenas hasta miles de ellos), son prácticamente hechos a medida y realizan cálculos muy complejos. Suelen tratarse de grandes modelos teóricos, de elementos finitos, modelos matemáticos complejos. Básicamente los podemos agrupar por la manera de trabajar en: matriciales o vectoriales. Se utilizan en modelos climáticos, física cuántica, tecnología aeroespacial. Son los denominados ordenadores de laboratorio, de ensayo, donde se van implantado los nuevos procesadores. Las nuevas capacidades que aportan, una vez testeados y utilizados en estas supermáquinas, suelen pasar a escalones inferiores.

El segundo nivel lo compondrían los Mainframes o Host. Son los ordenadores centrales, grandes ordenadores que suelen tener las áreas comerciales o de gestión y que disponen de elementos seguros, con una potencia de cálculo menor que los anteriores, pero aún máquinas robustas que son capaces de hacer muchas operaciones por segundo, para poder tratar grandes volúmenes de información. Los grandes centros de cálculo que podemos encontrar, suelen ser de entidades financieras, bancos y grandes organizaciones.

El tercer nivel lo componen los Miniordenadores. Estos son una réplica del ordenador anterior (Host). En teoría tienen la misma tecnología y funcionalidades, con prestaciones similares a las anteriores máquinas, pero más pequeños, más orientados a situaciones que manejan menos requerimientos de potencia y volumen de información.

El siguiente nivel lo componen los Servidores de Red, que son máquinas inferiores a los Miniordenadores. Son máquinas basadas en procesadores Intel, AMD`s, Power PC, etc., que se utilizan para propósitos muy concretos. Su capacidad de cálculo es inferior a los anteriores.

Los PC, que es como comúnmente se denominan los Personal Computer, están asociados a ordenadores personales. Pueden funcionar de una manera totalmente autónoma o se pueden conectar como clientes de los ordenadores explicados en los niveles anteriores.

Finalmente, nos encontramos con los Portátiles y Estaciones de Trabajo o Workstation. Hoy en día son los más extendidos; son máquinas de altas prestaciones que tienen una potencia de cálculo elevada pero son de uso individual.

Hoy en día, contamos también con modernos terminales de última generación tipo i-Pod de Apple o las “tablets” de diferentes marcas con las que el usuario puede navegar por internet, ver su correo electrónico, leer un e-book, etc. desde cualquier parte y en cualquier lugar con una alta velocidad y una enorme calidad de intercambio de datos y de imagen.

Otra clasificación de los ordenadores es según al uso al que están destinados. Básicamente vamos a tener tres tipos:
– Servidores
– Clientes
– Ordenadores Autónomos

Servidores:
Ordenadores de los cuales dependen otros ordenadores o usuarios, para poder utilizar los servicios que estos prestan. Siempre que necesitemos un ordenador que esté ofreciendo un servicio, o dato, al resto de equipos, ahí habría un servidor. Por tanto nos encontramos con servidores de aplicaciones, de bases de datos, de ficheros, de impresión, de almacenamiento de cualquier índole, de acceso a Internet, o de cualquier servicio u operación que se pueda configurar en una red de tratamiento de datos.

Clientes:
Son ordenadores que dependen de un servidor para poder ejecutar sus funciones.

Ordenadores Autónomos:
Son aquellos que están en un entorno no conectado pero tienen todos los elementos necesarios para poder funcionar por sí mismos.

Share Now

admincursos

Más artículos de admincursos

Related Post

Deja un comentario

00

0

0

*